¿Qué es comprar en corto?

Este quizá sea un artículo interesante para aquellos que os estáis iniciando en la bolsa. Es posible que el concepto de comprar en corto al principio sea algo confuso. Una vez explicado y entendido, puede dar lugar a que tu operativa sea mucho más rentable. Lo primero, es diferenciar entre corto y largo. Ponerse en largo se explica en este post y ponerse en corto lo vas a saber enseguida.

Al ponernos cortos vamos a invertir el sentido de la operativa, primero vendemos y luego compramos. Estas operaciones se hacen con la expectativa que el precio de la acción va a bajar. De esta forma, primero venderemos la acción, para luego comprarla. Parece un poco confuso porque ¿cómo vas a vender algo que no tienes para luego comprarlo? Se podría decir que tomamos prestadas las acciones cuando las vendemos y por último, las compramos. Al comprarlas devolvemos esas acciones prestadas.

Un ejemplo:

Un valor está cotizando a 21 euros la acción y tenemos las expectativas, intuición o como lo queramos llamar, que esa acción va a bajar. El 1/1 vendemos 500 acciones (sin tenerlas, las cogemos prestadas) ya que pensamos que en un futuro bajará. El 3/1 la acción pasa a valer 20 euros.

Por lo que nuestras expectativas eran ciertas, en ese momento es cuando compramos la acción, ahí termina la operación y cobramos 500 euros de beneficio. En realidad se ha producido lo mismo que cuando realizamos una operación en largo, una compra y una venta. Pero la diferencia en el caso que nos ocupa, la venta se produce antes que la compra. Un 5% de beneficio.

Para que no os confundáis, la fórmula que pongo en la última parte es muy sencilla de recordar. El beneficio es igual a la venta menos la compra. Las compras van en negativo, es lo mismo que cuando compramos una tele de 700. Si tenemos 1.000 en el banco, al comprarla restaremos los 700 de la compra y nos quedamos con 300 en el banco. La venta va en positivo, igual que cuando vendemos un coche, nos ingresan dinero con su venta.

Los CFDs

Este tipo de inversiones se realizan por medio de CFDs, Contracts For Difference, contratos por diferencias, la ese final es el plural. Según el broker que utilicéis los encontraréis en un sitio o de una forma determinada. No dudéis en consultar las dudas que tengáis a vuestro broker ya que un error os puede costar bastante dinero. Normalmente habrá un apartado de CFDs diferente al de la operativa en largo. Yo personalmente, para operar creo una lista de favoritos con los valores que utilizo así no tengo que navegar para invertir en corto o en largo. Mi recomendación es que lo hagáis como mejor os sea a vosotros, no como lo hago yo o como lo hace cualquier otro. Probad y seguro que encontraréis la fórmula para que os sea más cómodo.

Conclusión

Si combinamos las dos operativas, tanto la de comprar en corto como la de comprar en largo, podemos obtener rentabilidad de nuestras inversiones si la bolsa sube o baja. Esto hace nuestras operaciones bursátiles muy rentables ya que tenemos la posibilidad de ganar dinero los días que sube la bolsa y los que baja. Si entendemos bien el mercado y pensamos que una acción va a bajar, nos pondremos en corto, con lo que venderemos CFDs. Al contrario ocurrirá cuando pensemos que las acciones van a subir, en ese momento lo que haremos es comprar acciones para venderlas cuando estén a un precio superior. No porque la bolsa suba, vamos a ganar dinero y tampoco porque la bolsa baje vamos a estar perdiendo dinero. Combinar este tipo de operativas es esencial para poder conseguir beneficios más que deseables al final de año.

Javier Valiente

Leave a Reply Text