Lleva tus finanzas personales al día

Muchos de vosotros os acordaréis de las agendas que llevábamos de pequeños o que por lo menos nuestros padres intentaban que las llevásemos al día. He de decir que en mi caso fracasaron con eso de llevar una agenda al día. Creo que empecé tres agendas de estas el día 1 de enero y las dejé el día 2 de enero, año tras año.

Ahora soy yo desde este post el que te dice que empieces una “agenda”. Cómo cambian las cosas… Pero no una agenda como las de antes. Nada de eso. Una de nuestras finanzas personales.

finanzas personales

Para llevar un buen control de vuestras finanzas personales recomiendo que llevéis una contabilidad. Pensándolo bien, un núcleo familiar es como una empresa. Tiene entradas y salidas de dinero, compras y ventas, inversiones, etc. Una empresa con una buena contabilidad suele ser más rentable y suele funcionar bastante mejor. ¿Pensáis que una economía doméstica está lejos de esto?

Ni mucho menos, una economía doméstica es exactamente lo mismo que una empresa o que una comunidad de propietarios. Si lleváis vuestras finanzas personales al día, sabréis de dónde sale vuestro dinero, a dónde va, en qué se puede ahorrar un poco y cómo debemos hacerlo. No es ninguna tontería, pero para ello debemos ser constantes y apuntar absolutamente todo lo que implique algún tipo de gasto. Nada de medias tintas, ya que si dejamos pasar algo ya no estamos llevando unas cuentas fiables.

Empezamos

  • Dónde anotar todo. 

Es importante tener algo donde anotar todo. Lo recomendable sería en algún tipo de hoja de cálculo como un Excel o Numbers si eres un pureta de Mac como yo.

La hoja de cálculo se puede hacer más o menos complicada en función del nivel que tenga cada uno de esta herramienta. El que no sepa mucho, lo tendrá que hacer “por el cuento de la vieja” y el que esté más familiarizado, podrá hacer hasta gráficas para que ese control sea más visual. Estoy elaborando una guía relacionada con todo esto y en breve os pondré el enlace para que podáis acceder a ella.

  •  Cuánta información ponemos. 

Aquí ya depende de cada uno. En un principio deberemos poner las cosas más básicas, concepto, importe y fecha. Si que recomiendo que el concepto venga en una lista desplegable, así siempre pondremos las mismas palabras.

Un ejemplo, si el día 10 de junio nos vamos a cenar a un restaurante y nos gastamos 30 euros, lo apuntamos. Concepto, cena restaurante, ocio o como lo queramos llamar, fecha 10 de junio y el importe en euros. En la fecha también deberíamos de expresar el año ya que así podremos tener un control de diferentes años sin que los datos nos afecten.

Estos datos son los básicos, a partir de aquí cada uno podrá poner más o menos información. Para el caso de una economía doméstica, no creo que sea necesario poner más información. En otros casos, como podría ser en una inversión en bolsa por ejemplo, si que es necesaria mucha más información.

  • Cada cuanto tiempo debemos actualizar esta información.

Pues dependerá de cuánto tiempo libre tengamos o cuantos huecos podamos sacar al día. Si como en mi caso utilizáis el ordenador durante todo el día, es sencillo irlo haciendo en un hueco. Sino, sería interesante ir guardando tickets de compra en una pequeña caja y hacerlo al menos una vez por semana. Como todo, al principio os llevará un tiempo, pero cuando cojáis práctica se hace enseguida. No me gustaría que tuvierais la sensación de que estáis perdiendo el tiempo, ni mucho menos. Al contrario, en poco tiempo vais a poder comprobar que es bastante útil.

  • Otros métodos en los que anotar la información.

En mi caso lo hago con el ordenador porque me resulta más sencillo, utilizo el ordenador desde que vuelvo del gimnasio a primera hora de la mañana hasta las 10 de la noche más o menos. Por lo que en mi caso lo tengo fácil para anotar todo. Pero no todo el mundo tiene las mismas posibilidades que yo para llevar esta contabilidad. Con lo que también podríamos hacerlo con diferentes aplicaciones móviles. Algunas de ellas son bastante completas y nos pueden hacer un buen seguimiento. Incluso hay gente que lo sigue haciendo en una agenda a mano. Todas las opciones son buenas, cada uno tiene unas características propias.

Hay que tener cuidado con las aplicaciones móviles porque muchas veces no son para siempre. Me refiero a que el móvil se nos puede perder, romper o simplemente puede dejar de funcionar la aplicación, por lo que el seguimiento que hemos llevado podemos perderlo. En un Excel o Numbers podemos guardar el archivo en un formato y abrirlo con uno de estos programas. Además los archivos los podemos guardar en un pendrive, en la nube o mandárnoslo por mail semanalmente, cada uno sabe cómo se gestionar mejor.

  • Cómo interpretamos la información.

Aquí ya se entra en un terreno mucho más personal. Se deberá interpretar la información en función de las necesidades y de hábitos de consumos propios. Es posible que haya personas que no sepan cuanto dinero se gastan al mes en restaurantes o en la lista de la compra. La compra es uno de los mayores gastos que tienen los núcleos familiares si obviamos el gasto en alquiler y/o hipoteca. También es interesante poder comprobar cuánto dinero podemos ir ahorrando. La cuestión es ir controlando los gastos mensuales, ir marcando unos objetivos de ahorro y si somos constantes veremos cómo los podemos conseguir. A lo mejor queremos ahorrar para unas vacaciones o para una bici. De esta forma podremos ver cuánto ahorramos mes a mes y si podemos hacer un esfuerzo de ahorro mayor en función de nuestros gastos.

Estos consejos son una pequeña muestra de cómo podemos llevar al día las finanzas personales. Es un tema muy extenso que iremos tratando en más ocasiones. Además pronto abriré un apartado para que os pueda servir de ayuda en la autogestión de vuestras finanzas. Espero que os haya servido de ayuda, este es un primer paso para una correcta gestión de vuestras finanzas. Me gustaría saber cómo lo hacéis vosotros en los comentarios.

Javier Valiente

Leave a Reply Text